Epístolas electrónicas entre 5 poetas que decidieron dejar de ser "Señoras de Bien" ...para que las historias no sigan repitiéndose de generación en generación: en huelga de faldas caídas!




domingo, 4 de abril de 2010

Guadalajara, Jalisco 4 de abril de 2010

Queridas amigas:

Algunos amigos piensan que nos decidimos por eso, por ser y hacer lo que una prefiera, porque nacimos en el tiempo de las libertades, sin embargo por algunos otros y por la escritura misma, sé que ha habido a lo largo de la historia varias mujeres que han preferido irse por la libre, pese a todo, pese al entorno, por ellas escribo, las que nos antecedieron, pero sobre todo para ustedes interesadas en lo que pueda yo decir, porque llega a hartar la doble y triple moral que nos cargamos, aquí va:

Un día, subió la calentura (se calentó el hornito diría la tía) y se fueron a la chingada los sueños de mi mamá y las enseñanzas de las abuelas, juntito iban los días de doctrina, del aprendizaje de la represión de por vida por el pecado de Eva y su culpa que me quisieron tatuar y que me negué a tomar como míos los supuestos pecados de aquella Eva de las historias de la doctrina. Conocí hace poco la historia de Lilith y pensé que su historia es peligrosa porque es la visión de la mujer irreverente que se sabe hecha a la imagen y semejanza de Dios como Adán, por eso decide que ella también puede ir arriba, tomar con eso la posición masculina por derecho propio, ser dueña de su placer de su forma de hacer el amor, de su manera de coger pues, a la hora de la compenetración de las almas. Ejemplo de vida es hoy Lilith para muchas, pero cuántas estaremos dispuestas realmente a ejercer el sin pedir permiso, sino hacer y tomarlo por derecho propio, por decisión propia con todas las consecuencias que ello implique.

Pues sí, yo tampoco pedí permiso para hacer el amor por primera vez, más bien tuve la certeza de que era con él que debía hacerlo, la idea era saber de aquello que hacía tiempo mi hermano y mis primos presumían, pero cómo yo siendo mujer, habría de probar sin el permiso del señor cura, de mi padre y madre tal vez, pero sobre todo de los demás, esos demás que a veces tan preocupados se encuentran de los haceres de los otros.

Por otra parte puedo decirte respecto de la escritura, que sí amiga, esto de la escritura deja muchas incertidumbres y suele también eliminar miedos y hasta familiares que se espantan porque uno saca los demonios que ellos quieren guardarse ad finitum por el bienestar de la familia, (aunque suene a campaña) por eso ya no soy una señora de bien, en el mundo maniqueo de pronto me convierto en señora del mal, olvidando los matices bien sé que he dejado atrás temores que mi abuela y aún mi madre procesa y padece, sin embargo mis certezas traducidas en poesías me han llevado a Hermosillo, a Oaxaca, a Tijuana, en algún momento y sí mi estado civil es el de Poeta por elección y convicción. Jamás usaré el señora de… porque no soy perrito, se lo dije en algún momento, hoy sigo sin usar el famoso señora de…

Creo que con el nombre que me dieron mis padres me reconozco más desde mi tierna infancia hasta lo que soy ahora, para algunos señora del mal, para otros poeta, para mí, a veces en la oscuridad de mi cuarto, en la soledad de mi compu, escritora aunque en ello me vaya la vida y se torne conflicto para las familias, porque las historias nacen de conflictos como la de Eva o Lilith, hoy prefiero ser hija de Lilith creerme hecha a imagen y semejanza de Dios, si es que existe.

Me parece gratificante este ejercicio de escritura, gracias por invitarme, espero sus comentarios, quise tomar varias de sus propuestas y esto salió.

Abrazos

Rosario Orozco

2 comentarios:

La poesía no se vende dijo...

FELICIDADES POR ESTE CONCEPTO, ME ENCANTA,
LIV.Ç

En huelga de faldas caídas dijo...

Hola LIV.

Gracias por la visita y el comentario :)

Vamos, apenas, empezando. Con la intención de compartir las cartas, la poesía, las letras pues!

Somos 5 que no entramos en el "cuadrito"... y eso queremos dejar aquí, el testimonio de nuestra experiencia.

Un abrazo grande.
Saludos